CURIOSIDADES

Icebarcelona fue inaugurado en 2007 de la mano de empresarios holandeses, quienes habiendo visitado el Ice bar de Amsterdam se les ocurre trasladar la idea al costado de la playa, donde la diferencia de temperatura en verano entre la misma y el bar puede llegar a los 40°C. Este mes de noviembre Icebar ha cumplido sus primeros seis años, y si bien el concepto sigue siendo el mismo, hay cosas que han ido cambiado a lo largo de los años.

El hielo necesario para construir el bar de hielo en su totalidad asciende a alrededor de 25 toneladas. Los bloques son transportados en un camión frigorífico proveniente de Bélgica, en más de 200 barras ya cortadas, de 100x50x20cm. Todo el material que se usa para la decoración del bar es hielo genuino. La remodelación total del bar de hielo se hace una vez por año, y el proceso dura 4 días y se divide en 4 etapas:

- Destrucción y traslado del hielo del bar viejo (½ día)

- Descarga del hielo nuevo (½ día)

- Ensamble y montaje de paredes (1½ día)

- Tallado de esculturas (1½ día).

La remodelación del bar de hielo se hace fundamentalmente por cuestiones estéticas. Las esculturas, tras el paso del verano, van perdiendo definición. No es difícil imaginar que cada vez que la puerta del bar se abre, una bocanada de aire a más de 30°C entra en la nevera, lo cual produce la inevitable erosión en el material decorativo. Por otro lado, como si fuera un museo, Icebarcelona expone una temática diferente con cada renovación. La idea es que quien venga en diferentes ocasiones tenga la oportunidad de ver cosas nuevas. En 2016 la temática del bar es: Star Wars.